comedor de escuela infantil

Beneficios del comedor en la escuela infantil y de tener cocina propia

En Madiba damos importancia a todos los momentos que ocurren dentro de la escuela, pero para nosotras la alimentación tiene especial relevancia y lo que sucede en nuestro comedor de escuela infantil. Contamos con un equipo de nutricionistas que nos preparan los menús de calidad, variados y equilibrados para los tres niveles de edad, prestando especial atención a los casos de alergias e intolerancias alimentarias. Y nuestra cocinera prepara a diario la comida, en “su” cocina, con un cariño especial. Como resultado los niños reciben la comida caliente y recién hecha, variable en sabores y aromas.

Las ventajas del comedor en la escuela infantil

Son muchos los padres y madres con dudas sobre la alimentación en una escuela infantil. Las alergias, intolerancias, preferencias o costumbres nos suelen preocupar a todos y no todos estamos 100 % seguros de que el centro los vaya a tener en cuenta.

En Madiba escuchamos a los padres y prestamos especial atención a las indicaciones que nos proporcionan cuando matriculan a sus hijos.

Los alumnos aprenden a comer de una manera independiente en nuestro comedor y siempre están supervisados por su tutora. ¡No hay de qué preocuparse!

En nuestra escuela infantil, además, tranquilizamos a todos estos padres y madres dudosos explicándoles todas las ventajas de tener una cocina propia y del uso del comedor de la escuela infantil. ¿Cuáles son estas ventajas?

  • Los niños adquieren hábitos saludables, ya que los menús se elaboran en nuestras propias cocinas con alimentos sanos y de temporada con los que consiguen platos equilibrados y saludables.
  • Nuestras tutoras supervisan todas las comidas y ayudan a los peques a manejarse ante esta situación y a comer con seguridad.
  • Fomentamos las normas de convivencia y de comportamiento, como no tirar comida a otros compañeros o al suelo o a no coger nada del plato de otro alumno.
  • Los peques asimilan rutinas básicas de higiene como lavarse las manos antes y después de comer o comer con la boca cerrada.
  • Cambiamos los menús constantemente, lo que permite a los alumnos a ir probando diferentes alimentos y formas de cocinarlos. Así, ¡no podrán decir que no les gusta algo si ni siquiera lo han probado!
  • Los niños adquieren habilidades motrices y desde Madiba les proporcionamos seguridad, ya que les permitimos hacer cosas por ellos mismos.

¿Todavía tienes dudas? ¡Ven a ver nuestro comedor!

Si todavía tienes dudas de si los niños comen de todo y además lo hacen solos, te animamos a venir a verlo por ti mismo/a y a comprobar, de primera mano, cómo funciona nuestra cocina y cómo trabajan las docentes en nuestro comedor de escuela infantil.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *